Jul 292016
 
Cuatro gotas de barro de chocolate

         Cuatro gotas de barro de chocolate, diría una si hubiera vuelto a la infancia. Cuatro gotas mal contadas que han dejado las losetas de mi patio revestidas de lo que la imaginación quiera ver. Estoy oyendo una voz que tiene dueño, mi pequeño vecino, Álvaro se llama. Un crio despierto, inquieto y parlanchín, que […]