Dic 172009
 

Hay una parte de mí que no me obedece

que me traiciona en cuanto le doy la espalda

y me pone una trampa apenas me descuido.

Me hace cruzar los semáforos en rojo,

estacionar donde no debo,

ir a contramano,

robar las manzanas del vecino,

tirar piedras a los faroles de las plazas,

– casi nunca acierto -,

fumar hasta mancharme la vida de nicotina,

hacer promesas que no cumplo,

llegar tarde a la dicha,

a la suerte, al trabajo, al amor.

Actúa por si sola y se complace a si misma.

Se ríe de la ley,

no respeta las normas

y boicotea mi vida diariamente.

No puedo controlarla, no sé que hacer con ella.

Aunque habite en mí nunca la he visto,

es una extraña inquilina que no puedo desalojar.

Se asoma cuando me equivoco,

se manifiesta en cada olvido,

aparece cuando no pienso,

cuando duermo, cuando sueño.

Es esa parte de mí

que me hace tropezar

dos veces con la misma piedra,

jugar con el fuego,

caminar al borde del precipicio,

que te desea a mi pesar

y no me deja decirte adiós

porque no puede vivir sin ti.

Es esa parte de mí

que pasa por tu casa, porque en el fondo sabe,

que hay una parte de ti

que siempre le abrirá la puerta.

GIAN FRANCO PAGLIARO


  One Response to “Una parte de mi…”

  1. Esa foto de "Lo que El viento se llevo" en chino es total…bonito poema, un buen regalo de Navidad…mis buenos deseos para esa "family" que vuelve al redil de su tierna madre, no lo dude, con el tiempo vuelven más y más felices a casa…veo que nos ha dejado mucho para leer…cuando llegue el descanso le dedicaremos el tiempo que se merece.
    Felices Fiestas!!!
    Un abrazo enorme

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>