Ene 272011
 


Querida amiga:
he dejado volar el pensamiento,como siempre,mientras veía con ojos de topo, y escuchaba con oídos de “Miniopterus schreibersii”, murciélago para los amigos, ese rollo patatero de la caja tonta sinónimo de canuto al más puro estilo Bob Marley. Y harta de todo he subido las escaleras y aquí estoy, ya ves, ante el ordenata siguiendo las ordenes de mi neurona, de mi corazón, de mi recuerdo hacia ti: Esta noche solo para ti amiga. Y es que hace tanto tiempo….tantos años que dejamos de vernos, que casi he olvidado tus señas externas de identidad. Solo conservo la mirada de esos ojos profundos y tristes, que me hablaban de una despedida que yo no quería ver. Recuerdo aquella mañana en que aparecí con aquel ramo enorme, enorme de rosas rojas, tus preferidas, y no las quisiste ni ver: “”Quitalas de mi vista -me dijiste sin hablar-“”Su olor me dan nauseas…””me dijiste solo con los ojos. con esos ojos tan llenos de”quiero morirme, y que bien me viene este maldito cancer de mama”.Cancer de mama…Leía todos tus pensamientos, sin poder apartar la vista de aquél brazo horadado por ese despiadado compañero de fatigas: “”Y quiero morirme, y que bien me viene este maldito cancer de mama…Y que bien me viene, porque ya no puedo más, porque la vida no vale nada para mi. Porque ya no aguanto ni un minuto más el verle cruzar el umbral de esta puerta, el escuchar sus pasos…uno, dos, tres…El sentir su aliento y sus labios, esos labios que han besado una y otra vez a la mujer que se cruzó en nuestras vidas. Pero que bien me viene este cancer de mama para acabar con esta pantomima que dura ya un año. Un año de lucha entre vivir o dejarme morir. Y es que no le puedo perdonar, aunque ahora que lo pienso, ni en los labios ni en los ojos he leído: “perdoname, he sido un hijo de p…..Te estabas muriendo, te estás muriendo, y yo dormía en nuestra cama un día no y otro tampoco. te estabas muriendo, te estás muriendo y sigo con ella, en su lecho, un día si, y otro también. Te estabas muriendo, te estás muriendo, y me olvidé de nuestro aniversario, y me fui con ella a un crucero por ahí, no importa a donde.Perdoname…Pero es que no te puedo perdonar.
Pero que bien me viene este maldito cancer de mama.
Querida amiga, esa misma noche emprendiste el viaje más alucinante que pueda emprender el ser humano. Y lo hiciste con coraje y dignidad. Querida amiga, te alejaste por aquel pasillo de hospital, y mis ojos descansaron en las rosas que esa mañana te llevé.Alguien las puso en agua por ti,como tú no estában por la vida, y sus pétalos se dispersaban en el suelo a falta de su dueña.
Querida amiga, que mal ese cancer de mama. la vida es bella a pesar de los pesares, y tú merecías vivir.Que mal ese cancer de mama…


 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>